REGÍSTRARME

Arte

Calles de la FILSD llevarán el nombre de 10 escritores

por Fuente Externa

compartir

Con esta actuación, luego de su éxito en varios escenarios internacionales como el Teatro United Palace, de la ciudad de New York; el Aruba Entertaiment Center, de Aruba, entre otros, festejó con los dominicanos sus 24 años de carrera musical y, aunque no lo mencionó en ningún momento, el reconocimiento del premio Soberano como “Bachatero del año”. 

El concierto inició a las 12 de la media noche con una de las canciones más intensas de su repertorio, “Soy tuyo”, que conectó de inmediato con la gente y le hizo olvidar la larga espera, ya que el show estaba pautado para las 10:00 pm. Sin perder tiempo, en medio de los aplausos hizo la transición hacia otra de sus piezas musicales que han dimensionado su cancionero, “Ya te olvidé”. A seguidas los coros se intensificaron con “Se te olvidó que yo te amaba” con una impecable banda de músicos. 

Frank se da el lujo de tener uno de los repertorios más exitosos en el firmamento discográfico dominicano de los últimos tiempos, minado por hits como “Qué hay de tu vida”. De los viejos temas, pero buenos, puso al público sobre la pista con “Nada de nada”. Éxitos tras éxitos el ánimo entre coros, baile y celulares grabando videos, no disminuyó con canciones como “Olvídame tú” y “Cómo sanar”. 

“Qué alegría siento de poder compartir con todos ustedes, después de un año de no presentarme en la capital. Gracias a todas las personas que han venido de San Francisco de Macorís, Tenares, mi pueblo; empresarios, mis fans de 24 años de carrera, a ustedes mi gente de la capital y las que han llegado... gracias de todo corazón, ustedes pidan y nada más, porque mi repertorio es inmenso. Malo es cuando a ti te piden y no tienes con qué responder”, expresó antes de dedicarle a las féminas la “Mujer de las mil batallas” acompañado de dos bailarinas sobre un sofá en el centro del escenario. 

La histeria se adueñó cuando Eddy Herrera subió al escenario para cantar a dúo “Se acabó”; “El galán del merengue” volvió a acompañarlo en “Ajena”, la que fusionaron mitad bachata y mitad merengue, causando algarabía. Cómo caña para el ingenio echó manos a “Te regalo el mar” y “24 horas”, entre otras.

A tiempo de balada, el repertorio de la noche incluyó “Se te olvidó”, y ambientó el escenario con el merengue de María Díaz, “Por qué te fuiste dulce amor”, el cuál sería interpretado por las divas Luisanna y Gaby, de acuerdo al itinerario, pero estás nunca subieron a tarima.

La banda le permitió tomar un descanso a Frank Reyes y se encargó del ambiente musical, con el protagonismo del saxofonista, a tiempo de “No hay nada más difícil”, de Marco Antonio Solís; “Bésame mucho”, de la pianista y compositora mexicana Consuelito Velázquez desde 1940, y “El Rey”, popularizada por Luis Miguel.

Con cambio de vestuario, “El Príncipe” regresó con su “Princesa”. Hay que resaltar el ingrediente de los bailarines que agregaron sensualidad en varios números. De las composiciones más añejas de su cancionero, los fanáticos se reencontraron con “Vine a decirte adiós” de 1991, una de las banderas de su repertorio, entre otras. 

Un recorrido musical

El merengue lo reservó para el final con “Apágamela la vela”. Volvió a la bachata con “Noche de pasión”, “Quién de los dos”, “Amor a distancia”. De sus primeros éxitos hizo un breve repaso con “Se fue mi amor bonito”, “No te vayas”, “Así es la vida”, “Déjame entrar en ti”, “Te pienso”, “Amor desperdiciado”, “Ayer te vi con él”, y repitió “Devuélveme mi libertad” a ritmo de merengue para sellar una noche de pasión musical.  

Comparte tus comentarios con nosotros y tus amigos desde nuestra página en facebook BUREORD
comments powered by Disqus

Más Artículos